Cuando se destruye el alma de un niño en nombre de Dios a través de la aberración de matar la imagen de Dios en la Creación. La existencia del Malo suplantando la identidad de Dios se hace evidente en casos como este.

Un niño de unos ocho de edad aparece en un vídeo publicado por la rama nigeriana del grupo terrorista Daesh asesinando a un hombre adulto por ser cristiano, informa el medio británico Daily Mail.

«No pareremos hasta que nos venguemos por toda la sangre que ha sido derramada», afirma el menor en las imágenes, según la misma fuente, en una amenaza dirigida al resto de cristianos nigerianos.